Header Ads

Reseña Aunque ella esté, Cecilia Curbelo

¡Hola! ¿Cómo están?

Yo estoy disfrutando un montón de estas vacaciones de invierno, realmente las necesitaba. Me estoy poniendo muy al día con el blog y con las lecturas. Puse en mis redes sociales, pero lo pongo por aquí también, voy a hacer una lista de blogs para pasarme por ellos todas las semanas y dejar algún comentario. Si te gustaría que me pase por tu blog o tienes alguno para recomendarme, puedes dejarlo en los comentarios.

Ahora vamos con lo que toca, que es la reseña de un libro que tenía mil ganas de leer.

Aunque ella esté
Cecilia Curbelo
Serie Aunque #2
Editorial Montena
286 páginas
Young Adult

Morgana tiene miles de seguidores en las redes. Con sus selfies insinuantes provoca la envidia y el rechazo de las chicas, y la admiración de los varones. Pero ese mundo visual perfecto que muestra no existe.
Es solo una manera que utiliza para evadirse de su vida y de una realidad que nadie imaginaría viendo sus fotos en Internet.

Aunque ella esté es el nuevo libro de Cecilia Curbelo, autora que en su momento me gustó mucho pero hacía un montón que no leía. Quise leer esta nueva publicación porque la trama me llamaba además de que conocí personalmente a la autora en la cuarta feria del libro de Paysandú y me dieron muchas ganas de volver a leerla.

Morgana, a sus 14 años, es una chica que la pasa mal en su día a día, vive en un pequeño departamento, con su mamá que no le da mucha bola. Tamara, la mamá, siente que gracias a que tuvo a su hija ya no es linda ni tiene un cuerpazo, por lo que culpa a Morgana de todos sus problemas. Ella ha aprendido a convivir con eso, mostrandose en las redes sociales como una chica super hot de vida perfecta, pero llega a un punto en el que no puede más y necesita urgente cambiar su situación.

Los personajes no se quedan encasillados en ser una sola cosa, sino que tienen diversos matices, gustos, defectos y virtudes. A través de ellos nos vamos dando cuenta que en realidad una persona es mucho más de lo muestra a los demás. Morgana, a pesar de mostrarse súper provocante en sus fotos de Instagram, es una chica muy normal y humilde. Además de la protagonista, hay varios personajes secundarios muy buenos y que aportan variedad a la historia. Los que más destacaron fueron Franca, que vive con su abuela enferma y es muy libre aunque discreta con respecto a su sexualidad, y Santiago, jugador de fútbol que tiene una novia un poco antipática. Creo que el principal mensaje que nos quiere transmitir la autora con esta historia es este, no todos somos lo que parecemos y no es correcto juzgar por lo que vemos.

La novela se lee rapidísimo. Yo la empecé una tarde que quería leer un poquito pero terminé leyendo más de 100 páginas y con ganas de seguir. Los capítulos son de 3 o 4 páginas, y siempre que terminas uno queres seguir con el otro. Todo el tiempo tenía la sensación de que lo estaba leyendo tan rápido que se iba a acabar pronto y yo no quería eso. Está narrado en tercera persona, pero va cambiando el punto de vista. La mayor parte de la historia la vemos desde la perspectiva de Morgana, pero también hay capítulos desde el lugar de su mamá Tamara, su papá y, hacia el final, de Santiago.

El estilo de la autora es muy ameno y entretenido de leer. Utiliza un lenguaje sumamente cotidiano, palabras que puede que no estén en el diccionario pero todos sabemos que significan. Me encanta esto de ella, porque te hace creer totalmente que los personajes de verdad existen en alguna parte del país.

Cuesta conciliar el sueño cuando el corazón está sangrando de soledad y el vacío que carga en su interior se hace infinito.

Lo que más me gustó de la novela, aunque es algo bastante personal, es que me transportó a esa época de mi vida. Con 13 años, yendo al liceo, la sensación de que te guste un chico, de salir con mis amigas. Fui capaz de revivir todos esos momentos, que me parecían tan lejanos, cuando leía la historia de Morgana. Fue increíble la experiencia y me llenó el alma.

El final me pareció precioso, lleno de emociones. Lo leí cuando iba en el ómnibus y tuve que contener alguna lágrima, no de tristeza, sino que de mucha alegría porque todo terminó bien. Además quedé toda erizada y con todos los sentimientos, fue increíble. Hacía mucho tiempo que no me sentía así con una historia. Además, quería seguir estando con los personajes y ver que era de su vida, así que ahora tengo muchas ganas de leer la primera parte de esta bilogía (porque si, empecé por la segunda) Aunque él no esté.


Aunque ella esté es una novela llena de emociones, con una historia muy real y personajes entrañables, desbordantes de personalidad.

Lo recomiendo para todos, por supuesto, pero sobretodos para los que estén en esta etapa entre los 12 y 15 años, creo que lo van a disfrutar mucho.


1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Hace poco reseñé este libro en mi blog, y a mi también me gustó. Por lo general me gusta todo lo de Cecilia.
    Me alegro que te haya gustado.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar