Header Ads

Reseña Flush, Virginia Woolf

¡Hola! ¿Cómo están?

Hoy les traigo la reseña más especial que he escrito, está bien larga pero es que no he podido parar de escribir. Disfrute mucho haciéndolo y espero que ustedes le den una oportunidad al libro porque no tiene desperdicio.


Flush
Virginia Woolf
Ediciones de la Banda Oriental
94 páginas


Flush es un cocker spaniel de orejas largas, cola ancha y unos «ojos atónitos color avellana». A los pocos meses de su nacimiento es regalado a la famosa poetisa Elizabeth Barrett. Flush se convertirá en su compañero inseparable y, posteriormente, en el cómplice de sus amoríos con el poeta Robert Browning, aunque primero debe superar la animadversión y celos que siente ante su afortunado rival... Virginia Woolf relató la historia del perro de Elizabeth Barrett con rigor biográfico, recreando una época tan impresionante como la victoriana y consiguiendo una de las obras más deliciosas de la literatura contemporánea. Como señala Quentin Bell, Flush no es el producto específico de un amante de los perros, sino una narración construida a partir del esfuerzo de ver el mundo a través de la mente de un perro, un mundo dominado por los olores, las fidelidades y los deseos caninos.




Llegué hasta esta historia gracias a mi profesora de literatura que me prestó el libro. Tenía curiosidad porque había leído parte de la vida de la autora y me llamó mucho la atención, entonces le dí una oportunidad. Flush es una historia preciosa y les voy a contar por qué.

Lo que primero me llamó fue el motivo de la autora para escribir este libro, que lo aclara en el prólogo: "Flush es la biografía de un perro, escrita como una parodia de las biografías de victorianos de Lytton Stachey.” Virginia escribió esta obra como sátira de la vida burguesa, burlándose un poco de lo que escribía su amigo Lytton, con quien compartía una amistad muy fuerte e íntima. Lo más triste es que él nunca pudo leer Flush porque murió mientras ella lo escribía.
Flush llega a las manos de Elizabeth Barret (una poeta inglesa victoriana muy reconocida) cuando él es aún pequeño, es un regalo de una amiga. Ella, por ese entonces, vive totalmente encerrada en su habitación, muy ocasionalmente sale y Flush debe acostumbrarse a su estilo de vida. Empiezan a llegar cambios a la vida de ambos cuando Elizabeth conoce a Robert Browning, quien tiempo después es su esposo.

Es muy bonito ver todo desde la perspectiva de un perro, porque es tan inocente como un niño. Nos cuenta las cosas como él las ve y nosotros tenemos que llevarlas a la interpretación humana, porque por supuesto que él no entiende realmente qué es lo que pasa. También es muy curioso ver cómo él se guía más por el olfato y nosotros no somos capaces de hacerlo, muestra otro lado que es imperceptible para nosotros de las cosas cotidianas.

Es increíble la crítica social que contiene este libro, que al principio parece un poco simple, pero tiene mucho escondido. Hay una escena en especial donde se hace un paralelismo entre lo que es la vida de Elizabeth, una buena vida burguesa, con todas las comodidades posibles, y la vida de otras mujeres que, tristemente, viven en los peores barrios de Londres y roban para vivir. Ese momento es totalmente impactante, porque de un contexto se pasa directamente a otro totalmente opuesto, físicamente solo a unos pocos kilómetros de distancia. Y el personaje de Elizabeth reflexiona al respecto y también del valor que tiene el dinero para nosotros con respecto a lo sentimental, ¿cuánto dinero estamos dispuestos a pagar para recuperar a un ser querido?


En ese horrendo barrio había mujeres como ella y mientras ella vivía en su confortable cuarto, leyendo o escribiendo, recostada en su sofá, aquellas mujeres… Era tan injusto, tan difícil de soportar.

Flush, a pesar de ser un perro y pueda parecer simple e irrelevante, tiene tremenda personalidad. Sabe que es lo que siente y puede interpretar bastante bien qué está pasando en el mundo humano, aunque siempre a su manera. Es muy atento y cariñoso con Elizabeth, tienen una relación preciosa, que salva a Elizabeth de la soledad en los primeros años de encierro en su habitación. Es una relación preciosa pero también complicada, ambos saben que tienen límites, que nunca podrán compartir las cosas del todo. Y eso los entristece totalmente.

El verdadero filósofo es el que acepta quedarse sin pelo, con tal de librarse de las pulgas.

Tiene un ritmo súper ágil, al contrario de lo que se pueda pensar de antemano. Descubrí que Virginia Woolf escribe precioso, todo lo que dice está lleno de sentimientos que logra transmitir de manera exitosa. En algunos momentos me sentía confundida con lo que me estaba contando, porque pasa de una cosa a la otra totalmente random, pero investigué al respecto y al parecer es un recurso muy utilizado por la autora. Es un monólogo interno, por lo que nos cuenta las cosas como están en la mente de uno, mezclando un poquito todo. Puede ser un pelín confuso al principio pero es lo que hace tan real la voz de Flush.

Parecía como si nada pudiera romper ese lazo, como si los años fueran solo a irlo apretando y consolidando, y como si en sus vidas no pudiesen existir más años sino los que ambos estuvieran en compañía.

Creo que es una historia que necesita interpretación y reflexión al respecto. A pesar de ser muy cortita, esta edición tiene 88 páginas, yo tarde un mes en leerlo porque necesitaba pensar todo lo que leía, comprenderlo todo para poder disfrutarla más. A veces leía de a 3 páginas y paraba, porque con leer un poquito ya me hacía sentir feliz. Era un placer para mí agarrar el libro aunque fuera a leer un párrafo.

Le tomé muchísimo cariño a los personajes, tanto que no quería que llegara el final. La última escena es muy emotiva, y no me esperaba menos de esta historia.

Flush es una historia que me ha sorprendido, por la fuerte crítica social y la pluma de Virginia Woolf, que es maravillosa.

Le recomiendo a todos que le den una oportunidad. A mi me gustaría re leerlo pero en mi propia edición, así puedo marcar los pasajes que más me han gustado y hecho sentir. Y también tengo muchas ganas de seguir leyendo a Virginia Woolf, porque me parece tremenda mujer y necesito saber más de ella.


Y eso es todo por hoy.
¿Han leído este libro o algo de la autora? ¿Les gustaría hacerlo?
¡Nos leemos!



7 comentarios:

  1. ¡Hola! Empecemos por el hecho de que tu profesora de literatura te lo prestó, me encanta eso. Me gustó como describiste el libro, a pesar de ser tan cortito parece muy sentimental y se nota que te gustó por la forma de expresarte sobre el. Me lo voy a guardar para una futura lectura, para cuando esté de vacaciones. Muy buena reseña, ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Buenaas,
    Yo también adoro a Virginia aunque su estilo no es fácil...
    Cuando leí Una habitación propia me quedé fascinado pero hay mucho estudio por detrás.
    Me gusta que traigas estas reseñas ya que no se suelen ver...
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    No conocía este libro de la autora, pero justo me acabo de estrenar con Una habitación propia. Me llama mucho eso de que sea una sátira de la sociedad victoriana de la época, desde el punto de vista inocente de un perro jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! nunca leí a esta autora, y la escuché más por este libro que algún otro. Me dejaste con ganas de conocer su forma de escribir, es genial cuando encontramos palabras escritas de una forma que te cambian. Y te entiendo totalmente con eso de leer al menos 3 páginas y sentirte feliz. No pasa siempre, ni con todos los libros, pero cuando sucede es genial :)
    me llama la atención el tema, y la narración a través del perro. Espero darle una oportunidad pronto! saludos! :D

    ResponderEliminar
  5. Hola :)
    Yo de Virginia solo me he leído Una Habitación Propia, pero hablas tan bien de este libro que tengo que leerlo, segurisimo^^
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Hace tiempo leí una reseña de otro libro de Virginia que me dijeron que estaba muy bueno. En realidad la conozco más porque cuando cursaba la Facultad de Humanidades, tenía una materia que era Literatura moderna y contemporánea, en la que tratamos la obra y el estilo de la autora. Desde entonces me pica la curiosidad.
    Me encantó cómo describiste la historia y todo lo que te transmitió, me deja con muchas ganas de leerla.
    ¡Beso!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, Jaz!
    No he leído nada de Virginia Woolf pero la premisa de este libro me llama muchísimo, sobre todo porque es una sátira de la vida burguesa y me resulta sumamente interesante.
    Me alegra que te haya gustado tanto y, sobre todo, que lo disfrutaras.
    Besos

    ResponderEliminar