Header Ads

Reseña de El cuento de la criada, Margaret Atwood

¡Hola chicxs! ¿Cómo están?
Yo intentando encontrarle un espacio para el blog en mis nuevos tiempos, que no es muy fácil. Se me pasan volando los días y cuando quiero acordar no publiqué nada, voy a tener que empezar a programar más seguido. Pero hoy les traigo la reseña del mejor libro que he leído en lo que va del año, que seguro lo conocen porque está por todos lados. Aviso que esta reseña va a estar cargada de citas porque hay TANTO que me gusto y quiero compartir con ustedes.


El cuento de la criada
The handmaid's tale
Margaret Atwood
1985 primera publicación

Distopía / Feminismo

El cuento de la criada, una de las novelas más célebres y prestigiosas de Margaret Atwood, constituye una mirada futurista a una sociedad totalitaria. Una mirada terrible y lúcida que denuncia la barbarie que pueden llegar a alcanzar los puritanismos extremos de toda índole y las ansias de dominio sobre los seres humanos privados del ejercicio del derecho a la libertad. En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear, la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse.

El cuento de la criada es una novela que está con bastante hype ahora. La había escuchado nombrar yo pero no sabía realmente de qué se trataba. Cuando lo descubrí enseguida quise leerlo, no podía esperar (tan así era que me apuré a leer lo que estaba leyendo para hacerle lugar a este).

La historia nos cuenta un futuro en el que las mujeres fueron privadas de todos sus derechos, sobretodo los de su cuerpo. Algunas son esposas, mujeres de alto rango casadas con oficiales, que no pueden concebir. Por este motivo utilizan a las “criadas” para tener el hijo, al que lo separan de su madre biológica y a ella la desechan.

Hay muchos que no soportan pensar. Pensar puede perjudicar tus posibilidades, y yo tengo la intención de resistir.

Desde un primer momento la historia es dura, es muy fuerte leer lo horrible que la pasa Defred, nuestra protagonista (que ni siquiera tiene un nombre propio, sino que es ‘de Fred’, el hombre que es dueño de ella ahora). A veces mientras lo leía yo lagrimeaba, no podía creerme la situación asquerosa en la que vivían y, lo peor, no podía dejar de encontrar paralelismos y puntos en común con el rol de la mujer en el mundo actual.

La narración es espectacular, nos cuenta la historia a la vez que cuenta flashbacks y anécdotas de cómo era el mundo antes de que rigiera este sistema. Además, es difícil distinguir qué es real y qué no lo es. Defred es muy engañosa y ella misma nos dice que todo lo que cuenta es una deconstrucción, no se puede contar realmente qué paso.

Evito mirar mi cuerpo, no tanto porque sea algo vergonzoso o impúdico, sino porque no quiero verlo. No quiero mirar algo que me determina tan absolutamente.

Es una novela en lo que no pasa mucho, no hay acción ni un problema central que deba resolverse. Va pasando el tiempo y vemos la vida de esta muchacha que lo perdió todo; vemos como piensa y como lidia con esta situación que le tocó vivir.

A veces hacía referencia al movimiento feminista y era genial porque de verdad se podía ver muchas coincidencias con lo que es el movimiento hoy. Esto es super increíble teniendo en cuenta que Margaret Atwood publicó El cuento de la criada en 1985. Como dije en GoodReads, esta mujer ya estaba en 2018 cuando lo escribió. Y eso me asustó, porque significa que la sociedad no ha avanzado tanto en estos temas en estos 33 años.

Ambos nos sentíamos desgraciados. ¿Cómo supimos que éramos felices, incluso entonces? Porque al menos teníamos eso: nuestros abrazos.

El final me partió mucho el corazón a la vez que me dejó confundida y desconcertada. No entendí realmente qué pasó, pero es que te deja con esa ambigüedad.
Quiero terminar la reseña con un pasaje que a mi me pone la piel de gallina (mientras lo re escribí se me cayeron algunas lagrimas):

Por supuesto, en los periódicos aparecían noticias: cadáveres en las zanjas o en el bosque, mujeres asesinadas a palos o mutiladas, mancilladas, solían decir; pero eran noticias sobre otras mujeres, y los hombres que hacían semejantes cosas eran otros hombres. Ninguno de ellos era conocido de nosotras. Las noticias de los periódicos nos parecían sueños, pesadillas soñadas por otros. Qué horrible, decíamos, y lo era, pero era horrible sin ser verosímil. Eran demasiado melodramáticas, tenían una dimensión que no era la dimensión de nuestras vidas. Éramos las personas que no salían en los periódicos. Vivíamos en los espacios en blanco, en los márgenes de cada número. Esto nos daba más libertad.
Por supuesto, se lleva las 5 estrellas y me gustaría re leerlo en algún momento. Fue mi primera gran lectura del año y tengo muchas ganas de volver a leer a la autora, porque además de escribir de maravilla, tiene grandes ideas. De verdad, vale mucho la pena leerlo así que se los recomiendo un montón.

Y eso es todo por hoy.
¿Lo han leído? ¿Tienen ganas de hacerlo?
¡Nos leemos!

5 comentarios:

  1. Hola! La leí en enero y aun no pude escribir algo sobre ella que me convenciera. Me entristeció bastante leerla. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, leí esta novela porque me habían recomendado muchísimo la serie y yo siempre prefiero leer. Y fue una gran sorpresa, me parece una historia muy, muy interesante que nos hace reflexionar. Sin duda, recomiendo su lectura :)

    ResponderEliminar
  3. Hola.
    Este es un gran pendiente que tengo. Hace años que lo quiero leer pero estaba descatalogado y no podía conseguirse en ningún lado. Espero poder comprarlo este año y poder a leer a esta autora que parece que promete mucho.

    Muchas gracias por compartir tus pareceres, me dieron mucha curiosidad para leerlo :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! No había pasado por acá porque justo lo estaba leyendo! ahora ya publiqué la reseña y me muero que coincidimos con parte de la última cita xD también la dejé para el final por lo mismo que comentas! es bestial como estamos leyendo algo que no importa que haya sido en el 85 porque ahora sigue estando tan vigente!
    A mi me impresionó pila, no he podido meterme en otra historia porque shockea bastante todo el relato y las cosas que va tirando a la pasada.
    Es un libro para discutir de lo lindo y sin dudas ideal para este mes.
    Besotes desde El Refugio del Dragón de Tierra! :3

    ResponderEliminar
  5. Hola. Acabo de encontrar tu blog y esta es la primera reseña que he leído. Estoy viendo la serie en HBO y es de una factura impresionante, pero creo que voy a leer la novela para profundizar más en la historia. De lo que he visto en la serie, además de la producción y la gran interpretación de la protagonista, me ha llamado mucho la atención cómo se muestra una sociedad totalitaria que ha surgido a través de una revolución propugnada por el las ideas religiosas (en la serie, no sé si en la novela, la ambientación recuerda mucho a los puritanos calvinistas del SXVI y SXVII). Estas ideas religiosas radicalizadas (católicas y tan fundamentalistas como nos puedan parecer hoy en día algunas facciones islamistas) al final solo sirven para mantener el estatus de las clases pudientes y esclavizar al resto de la población y, muy especialmente, a las mujeres. Un saludo afectuoso y muchas gracias por tu reseña. Nos leemos. :)

    ResponderEliminar